Slender: The Arrival y el nacimiento de un mito

Edgar Cabrera
By Edgar Cabrera febrero 12, 2013 18:02

Slender: The Arrival y el nacimiento de un mito

2exavip Imagenes de la nueva moda en pantis de boda

Justo cuando el terror en los videojuegos anda de capa caída, hizo acto de aparición un juego gratuito que cautivó el corazón de propios y extraños. Estamos hablando de Slender: The Eight Pages, un experimento programado en Unity que pasaba más por ser una beta que un juego hecho y derecho. El caso es que su particular metodología lúdica fue lo suficientemente significativa como para meterle el miedo en el cuerpo a toda una legión de usuarios, hasta el punto de que, junto al popular Amnesia, ha llegado a colarse como uno de los videojuegos más recurridos por los hoy populares youtubers, mostrándonos en tiempo real cómo es eso de asustarse con un videojuego.

Realmente la premisa jugable era bien sencilla, presentando un boscoso escenario desde una perspectiva en primera persona que nos animaba a explorarlo en busca de ocho páginas esparcidas de manera más o menos aleatoria. Entre tanta oscuridad y tanto árbol era muy fácil perderse, pero lo verdaderamente angustioso era sentir la implacable presencia de Slender Man, una entidad que aparentemente no se movía, pero que aparecía cuando menos lo esperábamos. Percibir en la pantalla unas leves interferencias, mirar a nuestras espaldas y encontrarnos con este espigado y elegante monstruo es toda una experiencia no demasiado apta para corazones sensibles.

La gracia de Slender, aparte de su sencillo pero acertadísimo factor lúdico, es el origen del ente que da nombre al juego. Slender Man nace en forma de leyenda urbana allá por el año 2009 en los foros de Something Awful, dentro de un hilo en el que los usuarios se dedicaban a componer imágenes de corte paranormal e inventarse las terroríficas historias detrás de estas. De ahí salió el caso de una entidad de enorme estatura, de extremidades imposiblemente altas y con el particular detalle de ir vestido con traje de ejecutivo. Se dice que se deja ver en las fotos momentos antes de que vaya a ocurrir una catástrofe, y que se dedica a traumatizar al personal hasta el punto de secuestrar a sus víctimas para váyase usted a saber qué. Bajo estas premisas iniciales, y al ser una creación ‘del pueblo’, ha sido la gente la encargada de otorgarle al personaje un importante trasfondo… cien por cien inventado, por supuesto.

A Slender Man se le atribuyen toda una serie de poderes extraordinarios, hasta el punto de poseer habilidades interdimensionales. Entre sus dotes está el poder producir a sus víctimas psicosis, insomnio, amnesia y, para rematar, confiere a todos sus objetivos una extraña enfermedad. Cuando Slender Man va a por alguien no cejará hasta cazarla, siendo especialmente inquietante el hecho de que, siempre que se le ve, se encontrará en una posición estática, como si de un mero observador se tratara. Contemplarlo demasiado tiempo acentúa los males de la enfermedad que transfiere, y el tener una imagen clara de su figura junto a nuestra persona significará a buen seguro que será lo último que veamos. Tomad nota de todo esto porque Slender Man actúa tal que así en su videojuego.

Después de ponernos al día con esta terrorífica leyenda urbana, toca hablar de la secuela que está a punto de abordarnos. Con su salida fechada para el próximo 26 de marzo, Slender: The Arrival se convierte por fin en un videojuego de acabado profesional, prometiendo elevar a la máxima potencia las sensaciones promovidas por el título original. The Arrival asume su rol como continuación oficial del experimental programa creado por Mark Hadley, donde el mismo autor vuelve a picar código uniendo sus fuerzas con el grupo de desarrollo de Blue Isle Studios y, atención, con los escritores detrás de la serie Marble Hornets. Así, este nuevo Slender traerá bajo su brazo una nueva historia, un apartado visual de órdago y, como no podría ser de otra forma, survival horror en estado puro.

Si nos da por comprarlo ahora, a días vista de su salida, podremos obtener un importante descuento del 50% que nos pondrá el juego a menos de cuatro euros. Y mientras, si deseamos seguir disfrutando de la experiencia Slender Man sin pagar un solo euro, tenemos a poco que busquemos por internet toda una marabunta de modificaciones del título original, hasta el punto de que podemos toparnos con una extraña versión multijugador de Slender. Aparte, hay quien también se ha lanzado a programar su particular visión de la leyenda urbana, basándose siempre en las premisas implementadas por The Eight Pages. Ahí tenemos el caso de Haunt: The Real Slender Game, un espectacular ejemplo de cómo hacer un buen survival horror con el terror psicológico por bandera. Si por no pasar miedo no será…

Edgar Cabrera
By Edgar Cabrera febrero 12, 2013 18:02