El sonrojante adiós de Neo Geo X Gold

Edgar Cabrera
By Edgar Cabrera enero 25, 2013 02:30

El sonrojante adiós de Neo Geo X Gold

2exavip Imagenes de la nueva moda en pantis de boda

El corto periplo de Neo Geo X roza su final. Tras cumplir un mes en el mercado, parece que la fabricación del hipotético renacimiento de la ‘Pantera Negra’ termina aquí. La fabricación de la máquina finalizó el 22 de enero, por lo que las unidades que quedan en las tiendas y las que queden por distribuir son las últimas que veremos del modelo desarrollado por Tommo y licenciado por SNK Playmore hace unos meses. Algunos lanzaron las campanas al vuelo con su anuncio, pero desde su mera puesta en escena todo olía a chamusquina.

La máquina de 200 euros salió al mercado y cumplió algunas de las cosas que ya adelantamos un mes antes de su lanzamiento: no aclararían nada sobre su futuro y lo de las tarjetas y juegos extra quedaría en el aire. Así ha sido. No sé quién esperaría nuevos cartuchos en distribución en tiendas de todo el mundo, pero no hay derecho a dejar tirados a usuarios que esperaban ampliar su corto catálogo con nuevas obras, y si eran los grandes nombres de SNK, mejor que mejor. Eso sí, los otros ya han encontrado maneras para nutrir de material las entrañas de la próximamente abandonada portátil.

Lo que muchos imaginábamos era que la máquina acabaría siendo hackeada de forma rápida, y así fue también. El hack no tardó ni 24 horas en producirse desde su aterrizaje en tiendas, y muchos usuarios estaban reproduciendo juegos de otros sistemas y de la propia Neo Geo en sus portátiles antes de la llegada de Santa Claus. ¿No os parecían sospechosos los gatillos añadidos a la máquina portátil? Viniendo de una consola clásica de cuatro botones, ¿para qué quería cuatro gatillos más? Misterio resuelto: para que los cuatro gatos cometan la santa perversión de emular CPS-1 en una máquina con firma de SNK.

¿Qué le espera a NeoGeoX? Seguramente, un futuro de especulación en la que los futuros coleccionistas del movimiento Neo Geo acabarán pagando millonadas por una de las pocas máquinas que se construyeron entre diciembre de 2012 y enero de 2013. El edición limitada que rezaba en su caja no podía ser más cierto: la tirada ha sido tan limitada que ha pasado como un suspiro entre nosotros. Lo comentaba Jaume en su momento: basta de ‘retrotimos’. Uno se acaba cansando de revivals de máquinas y homenajes a consolas y elementos clásicos a precio de oro de dudosa calidad y utilidad. Neo Geo X Gold no puede valer lo que cuesta; no hay derecho a que Nintendo nos haga pagar el dinero que tendremos que poner para disfrutar de clásicos de Super Nintendo en la consola virtual de WiiU, y la lista de ‘retroproblemas’ podría alargarse hasta el infinito.

La resurrección de la máquina de ensueño de principios de los noventa ha sido a todas luces sonrojante. Una auténtica lástima.

Edgar Cabrera
By Edgar Cabrera enero 25, 2013 02:30