Invitados de lujo en un crossover, algo que no todos hacen bien

Edgar Cabrera
By Edgar Cabrera enero 18, 2013 18:00

Invitados de lujo en un crossover, algo que no todos hacen bien

2exavip Imagenes de la nueva moda en pantis de boda

En esta misma semana hemos podido ver un ejemplo muy claro sobre cómo hacer bien las cosas en un crossover y otro igualmente claro de qué no hacer, más aún cuando hoy en día una compañía tiene tan en cuenta la popularidad de un personaje en concreto, por encima incluso de la del propio juego al que representa.

Cuando Super Smash Bros. Brawl se marcó el tanto de invitar a Solid Snake y Sonic a una fiesta hasta entonces exclusiva de Nintendo, se abrió la caja de Pandora y todo el mundo quería ver a su personaje favorito, tuviese o no tuviese que ver con la Gran N, en el juego. Pero esto no funciona así.

SEGA ha tomado muy buena nota de qué hacer y qué no hacer a la hora de crear un crossover, y lo ha demostrado muy bien aprendiendo una lección con un flojo Sonic & SEGA All-Stars Racing, para traernos un espectacular Sonic & All-Stars Racing Transformed lleno de guiños, personajes y escenarios de la historia de SEGA que todo fan apreciará, aunque el tema de los invitados lo llevaba un poco descuidado… Hasta ahora.

Puede que Rompe Ralph y Danica Patrick no sean los invitados que todo el mundo esperaba cuando devolver el favor de Brawl e incluir a Mario como un cruce con Mario Kart habría sido ideal, pero en la versión PC han añadido a tres grandes personajes que los jugadores de esta plataforma conocerán mejor que nadie. El Asesino Mortal de SHOGUN: Total War, el técnico de Football Manager, y como invitados especiales, un 3 en 1 formado por Heavy, Pyro y Spy de Team Fortress 2.

Que la mismísima Valve haya cedido a sus personajes para este crossover de carreras es una buena muestra de la calidad del juego, y parece implicar ese buen ambiente entre los desarrollos para la comunidad pecera que podemos ver, sobre todo, en desarrollos indie, como cuando Super Meat Boy ofrecía una buena cantidad de personajes extra, todos de otros juegos, cuando ni siquiera el propio concepto del juego lo pedía.

De toda esta lección tiene mucho que aprender aún PlayStation All-Stars Battle Royale. SEGA nos regalaba en Navidad a Alex Kidd para su juego de carreras, mientras que en el crossover de Sony seguimos teniendo en el horizonte a una buena y una pésima noticia. Kat, de Gravity Rush (la buena noticia) y Emmett Graves, de Starhawk (la mala noticia) se unirán gratis al plantel de personajes del juego el 13 de febrero.

Dos personajes más para hacer que ese desequilibrio entre personajes necesarios y personajes absurdos no se estabilice, una decisión no muy sabia, teniendo en cuenta la cantidad de personajes que la gente espera. No nos extrañaría nada que después de esta actualización el juego vaya a dejar de tener apoyo, más aún teniendo en cuenta los rumores de secuela.

Dos casos muy diferentes en cuanto a expectativas y realidad. Mientras que del crossover de Sony se esperaba algo a la altura de Super Smash Bros. Brawl y terminó por ser un cartel publicitario de personajes sin sentido que luchan entre sí sin motivo, del crossover de SEGA nadie esperaba gran cosa y terminó por convertirse en uno de los juegos de carreras mejor equilibrado y con más detalles hacia el jugador del momento. SEGA, lección aprendida. Sony, te queda mucho camino por recorrer.

Edgar Cabrera
By Edgar Cabrera enero 18, 2013 18:00