De oficio: desarrollador de videojuegos de Lego

De oficio: desarrollador de videojuegos de Lego

Hace algunos meses tuve la ocasión de hablar con uno de los muchísimos programadores que componen la plantilla de Electronic Arts para desarrollar la serie FIFA. Según me contaba, hace unos cuantos años el equipo sufrió una estructuración de aúpa, justamente durante la producción de FIFA 08… aunque él tuvo la bicoca de quedarse y seguir trabajando en lo que hasta ahora hacía. Un dato reconfortante para cualquiera que tenga un curro a día de hoy, pero que realmente resulta extenuante si sabes que vas a dedicarte a hacer lo mismo día tras día, año tras año… un matiz especialmente frustrante cuando se trata de una industria que, precisamente, trata de promover en gran medida el flujo de ideas nuevas y desafíos creativos tan interesantes como cambiantes.

Lo cierto y verdad que para un programador de su nivel lo sencillo sería abandonar el barco y cambiar de compañía… pero eso también implicaría un más que probable cambio de ciudad o incluso de país. Y hasta de continente. No todo el mundo está dispuesto a llegar tan lejos por el mero hecho de que tu trabajo llegue a ser un poco más apasionante del que tienes, y menos aún si estás instalado con una familia, una casa y demás. Es un riesgo y un esfuerzo que no siempre merece la pena. A esto traté de animarle, no diciéndole que sea feliz por el más que decente pastizal que gana, sino comparando su reiterativo trabajo con el de otros oficios a la usanza de los torneros, carpinteros, panaderos y demás empleos rutinarios a más no poder. Que ojo, tal y como están las cosas, quién los cogiera sobre seguro…

Mineria De oficio: desarrollador de videojuegos de Lego

En este sentido, siempre me ha parecido de lo más curioso el cambio de una empresa de lo más talentosa en lo creativo como Traveller Tales, hoy más conocida como TT Games. Recuerdo cuando hicieron acto de aparición allá por 1991 con un estupendo juego para ordenadores Amiga, Leander, el cual fue publicado por Psygnosis, adaptándose maravillosamente al estilo que por aquellos entonces caracterizaba a la mítica productora británica (a Megadrive llegó un año después con el nombre The Legend of Galahad). Al poco trabajarían junto con la plantilla interna de Psygnosis para desarrollar el juego basado en la licencia de Bram Stoker’s Dracula, mientras estaban desarrollando la que sería su otra joya de la época: Puggsy.

Fue tal el prestigio que ganaron como desarrolladores gracias a este último juego que lograron afianzar su posición haciendo efectivos lazos con Disney o la mismísima Sega. Con los primeros lograron licencias tan jugosas como Mickey Mania, Toy Story, Toy Story 2, Bichos y Buscando a Nemo, mientras que con Sega llegaron a coger las riendas de Sonic (la primera vez que se hacía algo del erizo azul fuera de la propia Sega) programando Sonic 3D y Sonic R. Incluso hace no demasiado, que suyo fue aquel Super Monkey Ball Adventure que lanzaron para Gamecube, PlayStation 2 y PSP. En definitiva, una trayectoria ciertamente curiosa y repleta de saltos y variaciones creativas.

sonic r De oficio: desarrollador de videojuegos de Lego

No obstante, y después de pasar por títulos tan curiosos y dispares como Crash Bandicoot: The Wrath of Cortex, Haven: Call of the King o el primer juego basado en Las Crónicas de Narnia, recibieron el encargo de hacer un juego basado en los exitosos juguetes Lego, concretamente en Lego Star Wars. No cabe duda de que el representante de Traveller Tales sabía moverse como nadie para que LucasArts se fijara en ellos, pero desde luego tino no le faltó a la antaño factoría de George Lucas. TT Games fabricó un producto redondo, accesibilísimo para los niños e igualmente jugable para los adultos; fiel al concepto y con una realización técnica impecable. Aquí comenzó el fruto de una larga, larguísima relación.

Pero estamos en una situación parecida. Si bien al principio lograban intercalar otros proyectos ajenos al entorno Lego, desde el año 2008 todos los juegos que han sacado hasta ahora pertenecen a la licencia juguetera, contando más de quince títulos a cuales hay que sumar los que llegarán a lo largo del presente 2013. Así, los pobres (o no tan pobres) trabajadores de TT Games se las han tenido que ver con Lego Star Wars, Lego Star Wars II: The Original Trilogy, Lego Star Wars: The Complete Saga, Lego Indiana Jones: The Original Adventures, Lego Batman, Lego Battles, Lego Indiana Jones 2: The Adventure Continues, Lego Rock Band, Lego Harry Potter: Años 1–4, Lego Star Wars III: The Clone Wars, Lego Piratas del Caribe, Lego Battles: Ninjago, Lego Harry Potter: Años 5–7, Lego Batman 2: DC Super Heroes, Lego The Lord of the Rings: The Video Game y los venideros Lego City Undercover y, atención, Lego Marvel Super Heroes.

Lego 2 De oficio: desarrollador de videojuegos de Lego

Teniendo en cuenta que Lego Batman 2 y Lego The Lord of the Rings son dos auténticos juegazos con grandes aportaciones a la base jugable de toda la serie, y más aún, viendo lo que Lego City Undercover va a aportar a la franquicia, solo podemos esperar cosas buenas de TT Games con estos jueguecillos… pero la verdad es que esta desarrolladora ha experimentado lo que es el ser una compañía creativa, resolutiva y original en su conceptualización para pasar a ser única y exclusivamente una productora que opera en cadena con la -lógica- expectativa en la cartera. No es de extrañar que los trabajadores de la vieja Traveller Tales estén hasta el gorro de los muñequitos de marras, pero la verdad sea dicha: me consta que incómodos no están. Y si no, a poner ladrillos de los de verdad, diantres… 

p 89EKCgBk8MZdE79 De oficio: desarrollador de videojuegos de Lego