Cosas que debes tomar en cuenta a la hora de comprar juguetes a tu hijos, cualquier niño(a)

Jorge Leon
By Jorge Leon julio 28, 2014 15:46

Cosas que debes tomar en cuenta a la hora de comprar juguetes a tu hijos, cualquier niño(a)

2exavip Imagenes de la nueva moda en pantis de boda

 

© Baby Einstein

Los juegos y juguetes son tan esenciales en el desarrollo del niño como la seguridad, la alimentación o el afecto que recibe. Un niño que no juega es un niño enfermo, y los padres deben procurar que esto no se produzca.

La Declaración Universal de los Derechos del Niño reconoce al juego como un derecho fundamental. Jugar es el principal “trabajo” de tu niño, pero también la mejor manera de aprender y desarrollarse. Cuando encuentre una actividad agradable y divertida, querrá realizarla con frecuencia y precisamente, la base del aprendizaje reposa sobre la repetición.

Cuando el bebé bromea y juega, comunica tanto sus alegrías como sus angustias. Tiene la experiencia del placer. Estrecha los lazos afectivos con su entorno. Percibe también el rol social de cada persona. Y todo este bagaje se adquiere con muy poco: una comunicación simplemente basada en el juego.

En la infancia, divertirse es sumergirse en un mundo de fantasías, un reino en el que los muertos pueden revivir o en el que los animales hablan. A través de su prodigiosa capacidad de inventar, el niño ejerce su coordinación motriz, su creatividad, su sentido del humor y su inteligencia. El niño que no juega, que no inventa, es en potencia un adulto mal preparado para su vida futura.

Hay que saber que los primeros años de la vida de un niño son determinantes para su personalidad futura. Nosotros, los padres, tenemos la responsabilidad de encontrar para nuestros niños juegos que se adapten a su nivel y a sus gustos.

Comencemos por este último punto:

Respetar sus gustos

Mirar en las cajas de los juguetes las menciones relativas a la edad puede ayudar en la elección, pero hay que tener presente que la edad indicada en el juguete solo es una recomendación y no resulta tan interesante si el juguete no responde ni a las necesidades ni a los gustos del niño. Si es muy pequeño, nos dejaremos más bien guiar por sus capacidades: ¿sigue los objetos con la mirada? ¿Logra atraparlos, agitarlos, lanzarlos? Las capacidades que detenta deben ser el principal criterio de elección en esta etapa.

Si es más grande, intentaremos observar qué lo hace retener más su atención: ¿la música? ¿los animales que ve en la televisión, en el campo o en un parque? A menos que imite cada uno de vuestros gestos. Es el niño mismo quien los pondrá sobre la pista de sus pasiones, aún antes de poder hablar. Y no te sientas mal si no muestra un inmenso entusiasmo en el momento de recibir un nuevo regalo: quizás tiene en ese momento un juguete “preferido” y su interés por la novedad solo se manifestará más tarde… ¡pero se manifestará! Y de aquí a un tiempo, gracias a los otros niños, y a la publicidad, por supuesto, sabrá indicarte muy bien las cosas que le interesan. También en ese momento habrá que respetar sus propios gustos (y no buscar lo que le gusta a uno…). Ten confianza en su capacidad de elección, con la condición de que ésta te parezca conveniente en relación con su edad y suseguridad.

Aprender jugando

En el campo del juego, todos los expertos recomiendan tener en cuenta el aspecto pedagógico del juguete y su potencial para desarrollar las aptitudes del niño, tanto en el plano de los conocimientos como en el plano psicológico. Es un aspecto que los padres no tienen en cuenta lo suficiente, aun cuando el juguete es a menudo el primer elemento cultural gracias al cual los niños descubren, comprenden y asimilan el mundo que los rodea.

Juguetes seguros

Toma el juguete entre las manos e intenta imaginar al niño en tu lugar: ¿el objeto presenta un peligro? ¿cuál? Si está constituido por muchos pedazos, observa bien el tamaño y la forma de las piezas: ¿son tan pequeñas como para que el niño pudiera tragarlas o introducírselas en la nariz, en las orejas? Si es el caso, deja la compra de lado por el momento. Verifica también que no haya esquinas cortantes o pedazos de metal acerados. ¿La pintura es tóxica? ¿Las pilas o la batería están bien aisladas? En definitiva, asegúrate de que el objeto sea conforme a los acuerdos de la norma europea, ya que los criterios de atribución para los niños de menos de 3 años son bastante draconianos.

Divertidos, pero también prácticos

Esto parece lógico pero precisemos de todas formas: un juguete debe divertir al niño, pero por supuesto, nada garantiza a priori que él lo utilizará durante horas y días, y siempre se corre el riesgo de equivocarse totalmente en la elección (en cuyo caso el niño relegará rápidamente el juguete al fondo del placar), pero es un riesgo que debe correrse. Al momento de elegir, uno no debe solo guiarse por el aspecto “educativo” de los juguetes: deben ser variados y a veces simplemente divertidos, pues el mayor defecto de un juguete es suscitar el aburrimiento. Por otro lado, observa que el objeto sea manejable, práctico y fácil de desplazar.

No olvidar la lectura obligatoria

Ninguna habitación de niño debe estar desprovista de libros. Sin embargo, tenemos tendencia a olvidarlos al momento de elegir un regalo. Los libros estimulan la imaginación de los más jóvenes como cualquier otro juego y constituyen excelentes herramientas para el aprendizaje del lenguaje y la comprensión del entorno; en definitiva, tienen la capacidad de fascinar a los pequeños gracias a las diferentes ilustraciones, colores y texturas empleadas. Los niños pequeños adoran los libros musicales pero lo más importante es que sean sólidos, ¡ya que pueden sufrir un tratamiento exigente!

Yahoo

Palabras Calientes
  • cuentame como paso peor tema miguel bose

Palabras Calientes
  • cuentame como paso peor tema miguel bose
Jorge Leon
By Jorge Leon julio 28, 2014 15:46
Write a comment

No Comments

No Comments Yet!

Let me tell You a sad story ! There are no comments yet, but You can be first one to comment this article.

Write a comment

Only registered users can comment.